TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD – TDAH

Cada día hay más niños, adolescentes, jóvenes y adultos que manifiestan dificultades de atención e hiperactividad y, con frecuencia, presentan disfunciones orgánico-cerebrales con componentes conductuales (agresividad, agitación, falta de concentración, dificultades de aprendizaje y para acatar órdenes…)

CRITERIOS DIAGNÓSTICOS

A. FALTA DE ATENCIÓN

a. Presta poca atención a los detalles, comete errores por descuido en tareas escolares o en otras actividades.
c. No escucha cuando le hablan directamente.
d. No sigue las instrucciones que se le dan y no finaliza las tareas.
e. Con dificultades para organizar sus tareas y actividades.
f. Descuidado en las actividades diarias.
g. Los estímulos externos le distraen fácilmente.
h. Es olvidadizo en la ejecución de las actividades diarias.
i. Evita hacer tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido.

 

B. HIPERACTIVIDAD

a. Mueve en exceso pies y/o manos; se remueve en su asiento.
b. Abandona su sitio en el aula o en otras situaciones en las que debe permanecer sentado.
c. Corre o salta excesivamente cuando debe permanecer quieto.
d. Con dificultades para estar tranquilo en actividades lúdicas o de ocio.
e. En constante movimiento, en todo tiempo y lugar.
f. Habla constantemente.
g. Actividad excesiva.

C. IMPULSIVIDAD

a. Responde precipitadamente, antes de haber sido terminadas las preguntas que se le hacen.
b. Dificultades para guardar turno.
c. Interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otras personas.

 

 

 

ÁREAS DEL CEREBRO Y FUNCIONES MÁS AFECTADAS

• Amígdala: agresividad, aprendizaje emocional y memoria.

• Cerebelo: indica el tiempo exacto, el período de atención para realizar movimientos coordinados y suaves.

• Circunvolución del cerebro pre-central: nerviosismo.

• Circunvolución del cíngulo o giro cingulado: formación de las emociones, procesamiento de datos básicos relacionados con la conducta, el aprendizaje y el inicio de acciones.

• Cuerpo calloso: interés, consciente e inconsciente; capacidad para detener el conflicto interno.

• Formación reticular: focalizar la atención.

• Hipocampo: memoria.

• Lóbulo Parietal: capacidad lectora, para resolver problemas, cognición.

• Lóbulo temporal: expresión, afectividad, memoria y reconocimiento.

• Núcleo lenticular: tareas de acabado.

• Sistema límbico: emociones (miedo, ira, agresividad, placer…); memoria, atención, personalidad, conducta.

Un desorden conductual  en el adolescente no es, necesariamente, un trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), sino que puede tratarse de un trastorno de oposición desafiante.

Hay que tener en cuenta que el déficit de atención y la hiperactividad o impulsividad no tienen porqué ir juntos; los hay “poco atentos” y los hay impulsivos e hiperactivos.

Junto con una alimentación adecuada y pautas conductuales personalizadas, la tecnología quantum (SCIO) nos permite tratar energéticamente las áreas afectadas en cada caso.
Unas 15 sesiones de tratamiento pueden ser suficientes.

Cada tratamiento irá acompañado del fácil aprendizaje de la T.R.C (Técnica de Respiración Controlada) que además de facilitar la terapia provee al paciente de una herramienta saludable para toda su vida. Facilita una mayor oxigenación, que agradecerá el cuerpo y la mente, ayuda a que el descanso nocturno sea más tranquilo y reparador, a la par de beneficiar su concentración en los estudios y en la futura práctica de los deportes. 

Niño contento padres felices.
Share on Facebook45Tweet about this on TwitterShare on Google+0

4 thoughts on “TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD – TDAH

  1. Lo que está afectando a nuestros niños , son alimentos manipulados genéricamente, cultivos transgenicos, contaminación entre otros. por 10 años cuidamos de un niño que a los 3 años fue encasillado en categoria de estos trastornos y hoy con 10 años es niño normal al evitar lo mencionado en este parrafo

    1. Si bien es cierto que una alimentación saludable forma parte muy importante del tratamiento de estos niños, no hay que olvidar la influencia del resto de factores intervinientes señalados en el post. No obstante, las investigaciones van aportando nuevos datos al respecto y que, si bien parece que no son definitivos por el número de sujetos estudiados, tenerlos en cuenta también podría ayudar en su mejoría y/o cura definitiva.
      Siempre hemos de tener presente que toda terapia o acción basada en técnicas y herramientas Naturales también necesita del tiempo necesario de aplicación para que se vayan manifestando sus efectos. Nuestro cuerpo debe adaptarse a su propio ritmo de forma coherente; aunque en un principio nos pueda parecer “latoso” es la mejor vía de sanación, nos evitamos los daños colaterales, a veces muy perjudiciales, de determinados “fármacos mágicos” que todo lo aceleran en perjuicio del futuro orgánico y mental del individuo a tratar. No olvidemos que son muchos los adolescentes y adultos que también son tratados con esos fármacos… y los siguen tomando.

      ¡Gracias por tu aportación, Juan!

  2. Yo tengo un pequeño que esta por entrar a la primaria y me tiene muy angustiada por el grancanvio no se si la nueva maestra tendra la adecuada preparacion para liriar con mi hijo ya que el esta diacnosticafo con t.d.a.h ojala y me pudieran ayudar a saver yo que puedo aser para que el sufra la marginacion

    1. Claudia, de entrada, es muy importante que tú seas la primera en tener bajo control la ansiedad; los hijos captan perfectamente la situación emocional de los padres y necesitan sentirse seguros.

      En general, los maestros difícilmente pueden dedicarse exclusivamente a un alumno, hacen lo que pueden y, como en todo, tratará de ayudar en la medida de sus posibilidades. Lo ideal es que, sin agobiar, estés en contacto con ella para ir contrastando comportamientos en casa, en el aula, con los compañeros, que también deben de recibir información de la situación de tu hijo para evitar o minimizar los conflictos; ya sabemos que los niños pueden ser muy crueles y manifestar abiertamente el rechazo.

      Las pautas de conducta deben quedar muy claras, evitar discusiones, pero mantenerse firme en lo que debe hacer y lo que no; las demostraciones de cariño deben de ser explícitas. Es importante la alimentación y, especialmente, eliminar todo tipo de dulces y refrescos, así como zumos envasados.

      Se puede hacer tratamiento “a distancia”. Si lo deseas, cumplimenta y envía los datos y te diremos cómo podemos realizarlo.

      http://psicoterapiacuantica.es/contacto/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *